IVA AL TRANSPORTE DE CARGA

Publicado en: Comunicado | 0

La denominada ley de financiamiento propuesta por el gobierno para su estudio al congreso de la republica contempla como eje fundamental la imposición del IVA a alimentos, bienes y servicios que actualmente no se encuentran grabados, para el caso del sector de transporte de carga por carretera este se encuentra excluido de IVA actualmente, según lo que dispone el artículo 476 del Estatuto Tributario: Servicios excluidos del impuesto sobre las ventas.

“Se exceptúan del impuesto los siguientes servicios: 2.El servicio de transporte público, terrestre, fluvial y marítimo de personas en el territorio nacional, y el de transporte público o privado nacional e internacional de carga marítimo, fluvial, terrestre y aéreo. Igualmente, se exceptúan el transporte de gas e hidrocarburos.”

Adicionalmente, es importante para este caso revisar el artículo 447 del Estatuto Tributario, disposición que establece que lo accesorio sigue la suerte de lo principal, es decir, que si por ejemplo se realiza un transporte de carga el cual se encuentra excluido, pero en la prestación del servicio se incluye un valor adicional por otro concepto que quizá sí se encuentra gravado, de igual forma se deja como excluido.

El proyecto radicado en el Congreso por el Gobierno dispone, lo siguiente: “PL- 2018-N240C. ARTÍCULO 11. Modifíquese el artículo 476 del Estatuto Tributario, el cual quedaría así: ARTICULO 476. SERVICIOS Y BIENES RELACIONADOS AL SERVICIO EXCLUIDOS DEL IMPUESTO A LAS VENTAS -IVA. Se exceptúan del impuesto los siguientes servicios y bienes relacionados: 9. “Los servicios de transporte público terrestre y fluvial de pasajeros”

Vale decir que el actual presidente planteo como programa fundamental de su campaña “una gran reforma fiscal para recuperar la economía bajando impuestos”, pero con sorpresa registramos que la intención previa a la elección no corresponde con la realidad hoy planteada, pues el problema está radicado en el país real no en el hipotético que es el país de los técnicos, quienes plantean los impuestos como mecanismos confiscatorios de los ingresos de los colombianos.

No entendemos cómo podría reactivarse la economía incrementando la carga impositiva y por consiguiente afectando el consumo.

Implementar el IVA a la actividad de transporte de carga afectara en un principio y de manera directa a las empresas de transporte de carga quienes son las que facturan el servicio y si hoy la utilidad bruta de dichas empresas ronda el 7% con dicha carga impositiva se hará inviable el desarrollo del sector. Téngase en cuenta que el modelo de negocio actualmente vigente determina que las facturas por servicio de transporte son canceladas por los generadores de carga hasta con una posterioridad de 180 días a la fecha de radicación de dichas facturas, entonces las empresas de transporte deberán cancelar el IVA sobre dichos documentos con antelación de meses a la fecha efectiva de recepción de dichos dineros, siempre y cuando la cancelación se haga efectiva, en el evento de las empresas que intermedian el servicio deberán pagar el IVA sobre el valor de la factura cuando en la realidad su ingreso está determinado por un pequeño porcentaje de dicha factura que es el valor de su intermediación, lo que hará menos inviable su actividad. Ahora bien pretende esta ley que disfraza una enorme reforma tributaria grabar hasta el 80% de los alimentos que integran la canasta familiar por lo que consideramos se podría estar duplicando este gravamen al obligar al transporte de carga a pagar este IVA pues como ya se ha expuesto al no ser viable el pago de este tributo financieramente hablando para la empresa transportadora, esta seguramente derivara su pago o en el generador o en el consumidor final, y en ambos casos será ese consumidor final el que deberá pagar el IVA por el producto transportado y el IVA por el servicio de transporte de ese producto.

Es relevante determinar que el presupuesto general de la nación fue aumentado por este gobierno en un 10.8% pasando de 236 a 259 billones de pesos, se plantea crear nuevos ministerios y por ende más burocracia, la corrupción anualmente socaba las arcas del estado en cerca de 50 billones de pesos y la evasión alcanza cifras formidables. Pretender tapar el hueco fiscal determinando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *