Continuidad en la prestación del servicio de transporte

Carta abierta a la opinión pública

Los últimos hechos presentados de vandalismo a vehículos al interior de un parqueadero en el Valle del Cauca, el saqueo a las mercancías transportadas y las amenazas ya latentes en contra de los conductores, determinan la imposibilidad de continuar ejerciendo nuestra actividad de transporte de carga por carretera.

Ante el llamado hecho recientemente al gobierno nacional en donde le solicitamos se declarara la conmoción interior con  el fin único de conjurar la violencia que hoy se ha apoderado de la nación, restablecer el orden público y permitir al aparato productivo y la industria continuar generando trabajo y contribuyendo a la superación de los grandes problemas económicos en los que nos encontramos inmersos, no hemos recibido respuesta alguna, más allá de lánguidos comunicados de funcionarios gubernamentales en los que se hace llamados a los violentos para permitir el tránsito en las vías y cesar  el bandidaje, no hay acciones concretas.

La labor de la Policía Nacional y el Ejército de Colombia, loable desde todo punto de vista, hoy ya resulta infructuosa, pues no les es permitido actuar ante la arremetida criminal de quienes se han empoderado en la violencia y la sin razón para operar en contra de quienes construimos con ardua labor nuestro país.

El Código Penal Colombiano en su artículo 353A tipifica el delito de obstaculizar de manera temporal o permanente, selectiva o general, las vías o la infraestructura de transporte que atente contra la vida humana, la salud pública, la seguridad alimentaria, el medio ambiente o el derecho al trabajo…, desconocemos la excusa del gobierno nacional para no atender el cumplimiento estricto de esta y demás normas concordantes en aras de respetar los derechos constitucionales de los colombianos.

Hoy no estamos enfrentando un fracaso económico, lo que tenemos ante nuestros ojos es un saqueo exitoso. Nuestro aporte es fundamental en la coyuntura de solucionar el desabastecimiento, no obstante ante la ausencia de garantías de un gobierno que incluso en estos momentos pretende arrinconar al sector empresarial con investigaciones, sanciones y múltiples cargas impositivas, un Ministerio que alega cubrir “una deuda histórica” con el sector, escuchando unilateralmente y de manera exclusiva las pretensiones de los gremios de camioneros en desmedro de nuestros intereses, el exponer la vida e integridad de nuestros conductores, los equipos y los cargamentos de los cuales somos responsables ante los generadores y que bajo las actuales condiciones conocidas por todos no tienen coberturas por parte del sector asegurador,  consideramos es nuestro deber  revaluar si el continuar prestando un  servicio con lo cual le damos al gobierno la razón para no decretar el estado de excepción, seria nuestro aporte responsable para que desde ya se implementen las soluciones al conflicto que por más que se evada existe y crece con el pasar del tiempo.

Hoy el presidente argumenta el no desabastecimiento y continua en interminables y no fructíferas mesas de dialogo, mientras el país sigue consumiéndose en un mar de violencia y falta de gobernabilidad. FEDETRANSCARGA no es ni será indolente ante los grandes problemas nacionales.

@fedetranscarga

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest