Propuesta para mejorar las condiciones del sector transportador

Fedetranscarga en documento enviado a la Ministra de Transporte Angela María Orozco, formuló propuestas para conjurar la inmovilización camionera y mejores condiciones para el sector transporte.

Bogotá, 4 de Mayo de 2021

Doctora

ANGELA MARIA OROZCO MINISTRA DE TRANSPORTE
PROPUESTA INICIAL DE FEDETRANSCARGA PARA CONJURAR LA ACTUAL CRISIS DEL SECTOR

Respetada Señora Ministra:

La actual situación de zozobra que vive el país, inicialmente originada debido a la presentación para su estudio del proyecto de ley de reforma tributaria hoy retirado por el gobierno nacional, se ha retroalimentado por las necesidades que desde diferentes sectores sociales y económicos del país son sentidas como esenciales bajo la actual coyuntura de la pandemia vivida globalmente.

El sector de transporte de carga por carretera no podía ser ajeno a estos justos reclamos originados en la afectación directa que ya por más de un año se padece en razón entre otros, de los consecutivos aumentos a los combustibles, el no entendible aumento para muchos de las tarifas de peajes en las carreteras y la implementación de treinta y cuatro (34) más de ellos que serán autorizadas por el actual gobierno antes de terminar su mandato constitucional, a lo cual se suma la disminución de toneladas movidas en el país por la sustancial disminución de las importaciones y exportaciones y por  supuesto,  el  proyecto  de  reforma  tributaria  hoy  retirado,  aumentó  el desasosiego,  pues  sumado  a  lo  indicado  se  creaba  sobretasa  al  ACPM, impuestos a los vehículos de carga y sus remolques con fundamento no solo en su avalúo sino en el llamado factor contaminante y como  colofón, se abría una brecha para la implementación de peajes urbanos en las capitales del país.

Es prioritario y esencial que desde el gobierno nacional, lo antes posible, se implementen mecanismos y se tomen decisiones direccionados a beneficiar al sector de transporte de carga, apaciguar los ánimos y evitar a toda costa el desabastecimiento que un cese de actividades seguramente originaría, esto en detrimento de la ya apabullada economía nacional, nuestra competitividad y claro está la seguridad hoy gravemente fracturada por las vías de hecho que muchos han tomado.

FEDETRANSCARGA propone para conjurar las afectaciones antes indicadas se redireccionen decisiones hoy vigentes o en su defecto se tomen las mismas en los casos en que ellas aun no hayan sido contempladas, así:

1) Se establezcan procedimientos expeditos y prontos para la revisión de las básculas camioneras a nivel nacional y previamente a establecer sanciones originadas en supuestos sobrepesos vehiculares, se concedan las garantías requeridas a los posibles sujetos pasivos con el fin de resguardar el debido proceso.

2) Se determine congelar el valor del galón del ACPM y estandarizar su precio a nivel nacional con excepción de las fronteras, al menos durante el periodo de tiempo que falta para la finalización del actual gobierno, esto por la consabida razón que este insumo en los costos de operación promedia el cuarenta por ciento de los mismos, porque una tarifa estable permitirá a las empresas transportadoras establecer negociaciones más claras con los generadores, porque esta medida dejaría sin argumentos a muchos de quienes hoy propugnan por un cese de actividades.

3) Determinar no aumentar el número de casetas de peajes hoy existentes y exigir a las concesiones del país y al INVIAS, se presten realmente servicios conexos en las carreteras que hoy cuentan con casetas de peajes, a saber: Grúas con la capacidad necesaria para atender cualquier tipo de vehículo en peso y dimensiones que sea objeto de siniestro en la vía, un servicio de ambulancias dotadas con los equipos y personal necesario que este las 24 horas dispuesto a atender medicamente cualquier emergencia vial que se presente y que determine lesiones a personas, carro-talleres debidamente equipados dependiendo de la extensión de la vía en que opere cada una de las concesiones o el INVIAS, con personal calificado en la atención básica de desperfectos mecánicos a los vehículos objeto del pago de peaje, servicios básicos sanitarios y de descanso o pausas activas para conductores y pasajeros en las vías de jurisdicción de las concesiones o el INVIAS. Hoy el pago del peaje no origina el poder acceder a ninguno de los servicios indicados que incluso por norma en las carreteras 4G son de obligatoria implementación.

4) Se deben tomar medidas concretas para regularizar el parque automotor, si bien el programa de modernización ha permitido a muchos acceder a la compra de equipos de última tecnología, también lo es que al desaparecer la figura del uno a uno y bajo la implementación de la contribución ambiental, se ha venido incrementando el parque automotor en el sector de carga de manera inversamente proporcional con la chatarrización de equipos obsoletos o el aprovechamiento de medidas como el IVA CREI, no solo por lo complejo de los trámites para acceder al beneficio, sino porque resulta mucho más practico pagar la denominada contribución ambiental dirigida al fondo de chatarrización, pues ello si es expedito y permite prontamente la matrícula de camiones y con ello su inmediata introducción al mercado y ser así explotados económicamente por sus propietarios o tenedores.

Una opción que plantea FEDETRANSCARGA es que se congele la flota en número de unidades y que solo le sea permitido a los propietarios adquirir  equipos  bajo  la  figura  de  reposición  por  chatarrización, perdida,  o  venta  de  unidades  que  irían  al  mercado  secundario, mejorando las condiciones de propietarios que por múltiples razones no   pueden   adquirir   equipos   nuevos   por   sus   altos   costos,   la   no posibilidad  de  acceder  a  créditos  bancarios,  entre  otros,  pero  que teniendo  camiones  obsoletos  y  viejos  si  pueden  chatarrizarlos  y  así acceder  a modelos menos  antiguos,  de  esta manera podríamos al menos regular el número de camiones activos en el mercado para controlar el mismo en cuanto la estabilización de los fletes.

Igualmente resulta oportuno se desmonte la figura de repotenciación de  camiones  antiguos  y  a  cambio  proponer  mecanismos  como  el antes  indicado,  para  que  estos  propietarios  puedan  acceder  a camiones más nuevos, esto no solo regulariza el mercado, más aún, contribuye al medio ambiente pues los camiones vetustos son fuente de contaminación y de igual manera se contribuye a la seguridad vial en  beneficio de la vida de actores de la vía  y la disminución  de la accidentalidad en las carreteras.

5) La figura del SICETAC, más allá de las polémicas jurídicas y técnicas que ha planteado su implementación, debe ser tomada como costos de referencia en las negociaciones entre empresas de transporte de carga y generadores, este referente no puede ni debe continuar siendo fundamento de sanciones, pues más allá de la argumentación dada en su justificación, la ley de la oferta y demanda es la que en el mercado del transporte de carga constituye el factor determinante al momento de la negociación de los fletes, el desconocimiento de esta realidad ha hecho que la pugna entre camioneros y empresarios del transporte se haya agudizado a tal punto de situarnos en posiciones irreconciliables, un acto de grandeza del gobierno nacional será acabar con estas profundas discrepancias lo que beneficiaria la mejor interrelación en el sector.

A mayor número de camiones y ante igual o menor oferta de carga ineludiblemente los fletes tenderán a la baja y esto particularmente ha sido una constante durante la pandemia.

Es importante anotar que ante las presiones ejercidas por el Ministerio de Transporte para hacer del SICETAC una tarifa obligatorias y que entre otras no contempla la lógica intermediación de las empresas de transporte, muchas empresas transportadoras y generadores de carga han optado por aumentar o adquirir flotas propias, ello en detrimento de los pequeños transportadores a quienes se quiere proteger con esta herramienta, lo que convierte a la misma para el caso expuesto en una Espada de Damocles pues antes de beneficiarlos, los condena al ostracismo.

6) El proyecto de ley regulatorio y sancionatorio que hoy cursa en el Congreso de la Republica para el sector de transporte debe ser consensuado con todos y cada uno de los actores de la cadena logística y de transporte en el país, llevándolo al orden requerido, la legalidad que es necesaria, demeritando el énfasis que hoy tiene en el tema sancionatorio y siendo eso si enfático en sancionar la ilegalidad y la persecución a quienes por fuera de la normatividad ejercen la actividad en detrimento de los intereses de quienes apegados a la ley siguen siendo sujetos pasivos de sanciones en muchos casos injustificadas como su despacho conoce a raíz del concepto del Consejo de Estado en su momento por usted solicitado. Debe enviarse al sector un mensaje expreso de apoyo y sostenibilidad antes que uno de persecución y afán sancionatorio.

Señora ministra, desde FEDETRANSCARGA proponemos lo que consideramos son soluciones para ofrecer a quienes persisten en las vías de hecho en las carreteras del país, su implementación seguramente aplacara los caldeados ánimos y darán al sector la dinámica que hoy requerimos para la reactivación económica buscada por el gobierno nacional.

Consideramos   nuestro   concurso   capital   en  la   implementación   de  las medidas que desde su cartera se tomen para dar las más prontas y agiles soluciones  direccionadas  a  solventar  la  actual  problemática  y  construir conjuntamente,  desde  la  experiencia  y  el  conocimiento  del  sector,  las mejores  políticas  públicas  para  el transporte  de  carga  por  carretera  en nuestro país.

Cordialmente

HENRY ALBERTO CÁRDENAS CRUZ | Presidente

ARNULFO CUERVO AGUILERA | Vicepresidente

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Abrir chat